miércoles, 5 de marzo de 2014

Catalinas


Riazor



Me llama la atención que a la gente le llame la atención. En esta zona, hace años, la marea cruzaba al puerto. Se le ganó terreno al mar en Riazor, y se rellenó en la otra orilla, los jardines de Méndez Núñez y todas las instalaciones portuarias.


Y, de vez en cuando, la mar reclama su espacio. Este año varias veces, rompiendo balaustradas, bancos, farolas y cualquier obstáculo que se encontró en medio.





Una de las catalinas de la fuente, en Riazor



 Hasta llegar, mansamente, a mojar los pies de las catalinas. Ahí ya pierde su bravura, llena la fuente y se vuelve a la playa. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada