miércoles, 23 de abril de 2014

Girona


Aldaba en una de las puertas de la Catedral
Qué gran descubrimiento. Es verdad que las ciudades cruzadas por ríos tienen un carácter especial. En el caso de Girona, además, se vive un gran respeto por su historia. Es una ciudad gótica, tranquila, limpia. Su casco histórico es una delicia para pasear, sentarse en una terraza, disfrutar del aire libre y del silencio por tener los coches lejos. Se respira calidad de vida.


Ventana


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada